miércoles

PORFAVOR, NO PENSAR


Ingredientes para una rica cazuela de pez:


-Se pasó toda la vida pidiendo distintas opiniones de médicos a su enfermedad, como buscando fuera de toda razón alguna pequeña esperanza.
-Se asimila bastante ello a una turbia vida que conozco.
-Los analgésicos los utilizaba como caramelos amargos difíciles de disfrutar.
-Sé a qué te refieres con esa mueca, quieres tropezar en un futuro con la misma en otro rostro.
-No me das a entender las instrucciones de tu odio para escoltarlo a su funeral.
-Me muestras todo como en películas de cine mudo sin textos, llena de interpretaciones, desde las más amargas hasta las más vergonzosas.
-Sólo tu allí parado expeliendo desprecio y estima a la vez es lo que me queda de mármol a tallar.
-Te escabulles como un camaleón angelical.
-Me detuve un tiempo a respirar algo de razón y no me esperaste.
-Todo lo que odie al mundo en mis años dorados ahora intento transformarlo en algo que no me deteriore tan pronto.
-Me levanté en pijamas, encendí un incienso y deambulé por toda la casa cantando la canción que ella me enseñó antes de su partida.
-La exuberante imaginación se vuelve tu enemiga en días penosos. Maximizan toda sensación hasta darle toques diabólicos.
-Agregue un zapallo italiano, un pomelo, un corazón de gallina y tres tallarines a la pecera.
-Azúcar y merquén. Revuelva con su mano derecha sin lavar.


(Receta para dos)



No hay comentarios: